El sector de la construcción en España cerró 2017 aumentando por segundo año consecutivo su producción. Para 2018, las previsiones apuntan a que el crecimiento podría superar el 3% gracias a cuatro factores que están marcando actualmente la recuperación del sector, siendo de nuevo la edificación residencial el motor de la construcción en España.

  • Transparencia, ajustes y eficiencia: La crisis ha provocado que la mayoría de las empresas del sector hayan tenido que adaptar a la nueva demanda. Las grandes obras han dejado paso a contratos de mucho menor tamaño, la administración se ha vuelto más transparente en la adjudicación de contratos y el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas, gracias a que las grandes constructoras e ingenierías han emigrado al exterior en busca de mayores contratos.
  • Mejora la economía, aumenta el consumo: Mejora de la economía que ha favorecido el consumo. El gasto de reforma y rehabilitación de vivienda para las personas que no pueden acceder a una propiedad nueva, ha crecido en los últimos años (en torno a los 2.500M.€ en 2015 y 2016). Además, la banca ha liberado propiedades que tenían en su poder por la quiebra de promotoras y lo ha hecho a precios por debajo del mercado, lo que ha aumentado la compraventa de segunda mano y la compra de suelo para realizar nuevos proyectos.
    En estos años de crisis, muchos potenciales compradores de vivienda de obra nueva han aplazado su decisión hasta que ha mejorado la economía y han notado que los precios vuelven a subir al tiempo que aumentaba la oferta. Sin embargo, desde el sector se apunta a que esta demanda no durará demasiado si no se mejoran los salarios y se facilita el acceso de los jóvenes al mercado laboral.
  • rimsa - Fibras de acero para refuerzo de hormigónCapital extranjero en el mercado inmobiliario: Sin la llegada de capital extranjero y ante la falta de financiación bancaria, sería imposible explicar el repunte de la edificación residencial. En casi todas las promotoras que actualmente ocupan la oferta inmobiliaria aparece un fondo de inversión como es el caso de diversas promotoras, que han dado entrada a diversos inversores o se han aliado con ellos para determinados desarrollos.
  • La obra pública se recupera: Durante 2017, la licitación volvió a crecer tras ser impulsada por administraciones locales y comunidades autónomas. La colaboración público-privada en la inversión en futuras infraestructuras sin duda deber apuntalar este crecimiento.

 

Artículo: Alimarket ; ITeC