Las fibras de acero proporcionan el refuerzo necesario para que el pavimento pueda soportar las cargas que se situarán sobre él, sustituyendo la malla tradicional. El tipo de aplicación más habitual para esta tipología de fibras son pavimentos industriales, comerciales y civiles, entre otros.

Las fibras de acero con extremos conformados, R HOOK 50/1, proporcionan resistencia a la flexotracción frente a impactos y a la fatiga mecánica además de ductilidad, evitando así la fragilidad del hormigón.

La distribución homogénea de las fibras refuerza prácticamente todo volumen del hormigón, controlando así la fisuración y aumentando la durabilidad del pavimento. La aplicación de las fibras en el hormigón es rápida, sencilla y segura.

  • Dimensiones: 50 x 1 mm
  • Esbeltez: 50 mm
  • Resistencia a la Tracción: min. 1.150 N/mm2
  • Dosificación: 20 a 40 Kg/m³
  • Modo de empleo: planta mezcladora o en el camión hormigonera.
  • Compatibilidad: fibras de polipropileno y malla electrosoldada (en aplicaciones estructurales)
  • Se recomienda que el tamaño máximo de árido sea inferior a la mitad de la longitud de la fibra. A ser posible, utilizar áridos rodados para mejorar la docilidad.

          Referencias de obras:Nave Industrial de Xm2 en

Si está interesado en recibir información acerca de las variedades de fibras que disponemos, no dude en ponerse en contacto con nuestro Equipo comercial. Puede hacerlo llamando al +34 93 666 46 11, o bien rellenando el siguiente cuestionario.