Elegir un pavimento para exteriores o interiores con mucho movimiento de personas y vehículos siempre es un desafío. Sin embargo, existe un material de hace 30 años que cada vez más se está imponiendo en los pavimentos exteriores e interiores de toda España por sus grandes ventajas: el hormigón impreso. También conocido como cemento impreso, se trata de un tipo de hormigón especial para pavimentos al que se le aplica un tratamiento superficial gracias al cual es capaz de imitar prácticamente cualquier material de pavimentación.

Al hormigón impreso se le puede añadir fibras de polipropileno para un mayor refuerzo. Los datos técnicos de nuestra fibra de polipropileno son los siguientes:

  • Tipo de fibra: Mono filamento
  • Longitud: 12 mmFibras Polipropileno rimsa
  • Diámetro: 32 µm
  • Nº de fibras por Kg: 125 millones/kg aprox.
  • Dosificación: 0,6 kg/m3

Con la aplicación de las fibras de polipropileno en el hormigón impreso se consiguen las siguientes ventajas:

  • Reducción de costes y peso.
  • Aumenta la resistencia al impacto y la estabilidad dimensional.
  • Reduce el agrietamiento por retracción y frente a altas temperaturas.
  • Aumenta el índice de tenacidad y disminuye la  permeabilidad.
  • Incrementa a la resistencia a la flexión, impacto, corte y a la torsión.
  • Mejora el comportamiento del hormigón frente a la abrasión.

Por esa razón las aplicaciones de dicho hormigón son cada vez más variadas; se emplean en patios, garajes, locales, piscinas, jardines, pistas deportivas, fachadas, muros y zonas industriales, entre otros.

¿Más información? Llame al +34 93 666 46 11, o rellene el siguiente cuestionario.