España es uno de los mayores proveedores  de infraestructuras a nivel mundial. El AVE a La Meca, que realizó su primer trayecto completo el pasado 31 de diciembre, se une a una gran lista de proyectos con sello español. Según datos de Marca España, los contratos de empresas nacionales de ingeniería e infraestructuras en el exterior superan los 75.000 millones de euros, casi el 90% de su cartera total. El objetivo del país es lograr 650.000 millones más hasta 2027.

Las infraestructuras y el transporte lideran esta expansión. Casi la mitad de las licitaciones pertenecen a este sector. España ha desarrollado proyectos en este ámbito reconocidos a nivel mundial bajo condiciones extremas.

Según los datos de Marca España, en torno al 40% de las principales concesiones de transportes del mundo es gestionado por empresas españolas, que destacan en la gestión de infraestructuras de transporte aéreo, portuario, terrestre y ferroviario. Asimismo, el 52% del volumen de inversión total de los contratos de concesiones de transporte son gestionados por cinco compañías españolas.

rimsa - AVE a La Meca - Medina

El Plan de Internacionalización

El plan del Gobierno pasa por asentar esa mejora y ampliar el liderazgo exterior de las firmas españolas. El Ministerio de Fomento lanzó hace escasas semanas el Plan de Internacionalización del Transporte y las Infraestructuras 2018-2020, enfocado a que las firmas nacionales compitan por grandes obras de infraestructuras estimadas en 2,5 billones de euros. La intención es que compañías públicas y privadas cuenten con una estrategia conjunta al optar a nuevos macrocontratos.

Mercados como Arabia Saudí, Australia, Canadá, Colombia, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, México, Noruega, Perú, Suecia o Reino Unido, son prioritarios. Sin embargo, el plan de Fomento también busca oportunidades puntuales en Argentina, Chile, Dinamarca, Egipto, India, Israel, Malasia, Marruecos y Singapur.

La hoja de ruta planteada para los próximos diez años es todavía más ambiciosa. La Estrategia de la Internacionalización de la Economía, elaborada por el Ministerio de Economía, plantea el objetivo de que en el periodo 2018-2027 las compañías españolas sean adjudicatarias de 650.000 millones en licitaciones internacionales.

 

Artículo: ABC