El pasado 1 de agosto nuestro #rimsateam estuvo participando en una gran aventura: un #escaperoom. El objetivo fue potenciar nuestras habilidades y competencias como un equipo de alto rendimiento y claro, pasar un momento divertido.

Un escape room es una actividad física y mental que consiste en encerrar a un grupo de jugadores en una habitación, en donde deben solucionar enigmas para desenlazar una historia y conseguir escapar antes de que el tiempo finalice.

En nuestro caso cada departamento se dividió en grupos para iniciar con una misión diferente y una duración aproximada de una hora. Ya dentro de las respectivas salas y siguiendo diferentes temáticas. Por más simple que pudiese parecer, la misión se podía complicar a medida que se iban hallando nuevas pistas.

Al finalizar muchos lograron escapar de la sala, aunque otros no; al final logramos nuestro objetivo principal sobre esta actividad, que era ir más allá de resolver un enigma, sino más bien, estimular competencias en nuestro equipo como: la comunicación, confianza, trabajo en equipo, creatividad y la habilidad mental.